domingo, 30 de mayo de 2010

Prolepsis

Es viernes. Son las cinco y veinte de la tarde. La semana ha terminado. El año ha terminado.
Es un año que comenzó de forma muy extraña. Y ahora, no sé si porque es viernes o porque el año terminó... Sonrío.
A este día he tomado algunas decisiones. Me he dado cuenta de algunas cosas que no andan bien. Y estoy dispuesto a cambiarlas.
Sólo quisiera que si abro los ojos, no sea un vistazo al futuro. Quisiera que fuera el presente. Quisiera abrir los ojos y que sea ese viernes. O, ahora que los tengo cerrados, dormir y no vivir lo que hay en medio.
No se preocupe. Es seguro que eso no va a pasar. Y tal vez se tope conmigo esta semana.

viernes, 28 de mayo de 2010

Sólo los ríos/ Just rivers

(Entre grandes columnas de gases, mapas topográficos, obsidianas y fósiles de bivalvos, esta ha sido una semana muy geológica. Y la geología también sirve para pensar).
Viendo un mapa de relieve, me preguntaba si alguno de los ríos podía correr montaña arriba. Científicamente, no. Pero cualquier otra cosa puede devolverse. Cualquier mente puede cambiar de parecer, y lo digo yo que vi un par hacerlo en los últimos días.
Así que no se confíe por ir "tout droit". En cualquier momento el camino le da un giro de rotonda y se encuentra en otro lugar donde no se imaginó llegar. Se sentirá como un río que desagua en la cima, y se preguntará para qué...
Yo se lo adelanto: Desde la cima se ve mejor el panorama...


(Amid large gas plumes, topographic maps, obsydian and bivalve fossils, this has been a very geological week. And Geology makes me think, too).
Looking at a relief map, I wondered if some of those rivers could run up the mountain. Scientifically, they can't. But any other thing can go back. Everybody can change their mind, and I can say that because I saw nearly two people do it in the last days.
So, don't trust yourself for going "tout droit". Any moment your road can find a roundabout and you'll find yourself in a place you didn't imagine to be in. You'll feel like a river that flows in the top, and you will ask why...
I can get ahead: From the top you can see the landscape better.

lunes, 24 de mayo de 2010

Nada

No sé si sea la gripe. No sé si sea el sueño. No sé qué pueda ser.
Lo cierto es que iba a escribir algo. Tenía la inspiración, tenía las ganas, tenía el teclado. Y nada salió.
Seguiré intentando. Pero creo que por primera vez en mi vida me salen mejor las palabras cuando las digo que cuando las escribo.

sábado, 22 de mayo de 2010

Dios no habla con palabras/ God doesn't speak words

Este es mi punto de vista.
Sí hay un Dios (la tilde es adrede), habla con algo más que palabras. Porque las palabras son humanas. Y nosotros, los humanos, podemos decir con ellas lo que queramos.
Pero a Él no le bastan. Por eso nos muestra con hechos, con realidades, su voluntad. Que a veces no sea lo que nos gusta, ¿qué podemos hacer?
Pero todo lo que es, es porque Él lo quiso. Y podemos decir cualquier cosa, en mil páginas o en diez líneas. Pero nunca podremos hacer lo que Él hace, nunca podremos querer lo que Él quiere. Nunca podremos pensar por Él.
Por eso, este es sólo mi punto de vista.

This is my point of view.
There is a God who speaks more than words. Because words are human nature. And we, the humans, can say with them everything we want to say.
But words are not enough for Her. That's why She shows us, with facts and reality, Her will. If sometimes that's not what we want, what else can we do?
But everything that exists, exists because She wanted it to. And we could say anything, in one thousand pages or in ten lines.
But we could never do what She does, we could never want what She wants. We could never think for Her.
That's the reason why this is just my point of view.

jueves, 20 de mayo de 2010

Si la vida te da limones/ When life gives you lemons

Hoy es uno de esos días en que la vida me dio limones. Podría hacerme una limonada, o bien acompañarlos con sal y tequila. Pero... pequeño detalle... ¡detesto el limón!
¿Qué procede?
Cuando uno tiene algo que no le sirve, y hay algo que necesita, surge el deseo mercantilista de intercambiarlo. Así que yo hoy estoy ofreciendo un poco de limones, de los más ácidos, y a cambio recibo naranjas. No importa que me den menos naranjas por muchos limones. Una naranja me llena mucho más.
¿Y qué hace usted con los limones? Si le gustan, pues hágase la limonada o tómese un shot a mi salud. Si no, usted sabrá por qué los quiere cambiar...

Today is one of those days life gives me lemons. I could make a lemonade, or accompany them with salt and tequila. But... little detail... I hate lemon!
What can I do?
When you've got something you don't want, and there's something you need, the mercantilist desire of exchanging it comes.
So, I'm offering some lemons, the sourest ones, and I accept oranges. I don't care if you give me less oranges for many lemons. An orange fills me much better.
And what can you do with the lemons? If you like them, make yourself a lemonade or drink a shot to me. If you don't, you'll know what are you going to exchange them for.

sábado, 15 de mayo de 2010

Mirar a los lados/ Look sideways

Hay gente que peca por sólo ver hacia atrás. Hay gente que sólo ve al frente.
Hoy yo aprendí a mirar a los lados. A ver lo que tengo a la par. Y tengo cosas magníficas al alcance de mi mano.
Hoy aprendí que la vida se vive mejor, cuando se vive de verdad.
Cuando dejamos de vivir para ver atrás, o al frente, el tiempo no se detiene. Es tiempo perdido.


There are people who sins at looking backwards. There are people who just can look to the front.
Today I learnt to look sideways. To see what I've got beside. And I've got magnifical things near at hand.
Today I learnt that we live our life better when we live indeed.
When we stop living to look backwards, or to the front, time doesn't stop. It's lost time.

jueves, 13 de mayo de 2010

La vida es prioridad/ Life is a priority

No me da miedo vivir como lo hago hoy. No me arrepiento de dejar algunas cosas de lado, o atrás.
Más me arrepentiría de no vivir, cuando la vida es prioridad. Dicen los físicos que no hay evidencia de la existencia del futuro. Cuando es futuro, no existe; cuando existe ya es presente.
Pero como no hay forma de saber si existirá, es mejor poner en la balanza las cosas que nos dan vida y las cosas que nos la quitan. Y entonces la decisión es muy fácil.
Yo prefiero vivir sin miedos ni arrepentimientos, que morir con miedo y arrepentimiento.

I am not afraid of living like I live today. I don't regret of the things I left beside, or behind.
I would regret it more if I don't live, when life is a priority. Physicists say there's no evidence of future's existence. When it is future, it doesn't exist. When it exists it's present already.
But, as there's no way to know if it will exist, it is better to weigh the things which gives us life, and the things which takes our life away. And then making a decision is easier.
I prefer to live without fears nor regrets, than dying with fears or regrets.

martes, 11 de mayo de 2010

Crónica de un amanecer/ Chronicle of a dawn

Siento un poco de frío en los brazos. Nunca he podido evitar que el frío me despierte, pero cuando pasa, significa que están comenzando los días que me encantan. Me giro a la izquierda mientras cubro mi cuerpo y cabeza con dos cobijas, que a veces ni siquiera resultan suficientes.
No puedo volver a dormir, pero me gusta quedarme ahí, con los ojos cerrados, pensando qué me traerá el día. Hoy no puse el despertador. Veo el teléfono que me despierta todas las mañanas a tres metros de mí. Y hoy no tendré que levantarme a tropezones para apagarlo.
Ya ha comenzado a entrar la luz, pero este día es más tenue, más gris. Apenas logra competir con la luz amarilla de un bombillo que se escabulle entre las rendijas hasta dibujar una raya en mi pared.
El olor a café, y a queso, también se hace presente. Eso sí no lo puedo resistir. Me incorporo para saborear, como todas las mañanas, un delicioso café chorreado a la antigua. Y hoy el acompañamiento no pudo ser mejor: empanadas de queso blanco. Sorbo a sorbo, mordida a mordida, repaso mentalmente mi agenda de hoy.
Dejo la cama atrás, pero no el sueño. Ya no puedo dormir más, pero aún no me despierto del todo. Arrastrando los pies comienzo un nuevo día, que espero terminar con saltos de alegría.


I feel the cold in my arms. I could never avoid cold to wake me up, but when that happens, it means the days I like so much are starting. I turn to the left while I cover my body and head with two blankets, which are not always enough.
I can't sleep again, but I like to stay that way, with my eyes closed, thinking what the day is going to bring for me. Today I didn't set the alarm. I see the phone that very morning wakes me three metres away. And today I won't have to get up tripping to turn it off.
Light started to come in, but this day it is softer, grayer. It can hardly compete with the yellow light from a bulb, which slips into the gaps and draws a line on my wall.
An aroma of coffee and cheese also comes in. I cannot resist it, no longer. I get up to taste, like every morning, a delicious drip coffee made as in the old days. And today the accompaniment could not be better: white cheese pasties. Sip by sip, bite by bite, I review my schedule for today.
I leave the bed, but not the sleepiness. I can't sleep anymore, but I don't wake up at all yet. Dragging my feet I start a new day, which I expect to finish hopping of joy.

domingo, 9 de mayo de 2010

El tren va demasiado rápido

Trato de estar atento, trato de entender todo lo que pasa. Pero a veces es complicado.

El tren va muy rápido y yo no puedo seguirlo. Me agarro de él como los chiquitos de escuela se agarran a los camiones. Y dejo que me lleve.
Y el tren toma un camino extraño. A veces se sale de los rieles. A veces da un brinco y vuelve a ellos. A veces desacelera y me da tiempo de sentarme y descansar. Pero luego acelera y debo agarrarme de nuevo para no caerme.
Ahorita el tren va demasiado rápido. Y es lo más extraño que me ha pasado en el camino. Porque voy cómodamente sentado.

Estoy atento, pero no puedo entender lo que pasa. Quizás ahora sí es complicado.

viernes, 7 de mayo de 2010

No me reconocerían/ They would not recognise me

Digamos que hoy construyo una máquina del tiempo. Y me voy cinco años atrás... Mis amigos, mis compañeros, mis familiares, no me reconocerían.
No sería por tener el pelo tan corto. Tampoco porque ahora llevo frenillos. O porque crecí medio centímetro.
Sino porque hoy soy simplemente yo. Y en aquel entonces era sólo lo que yo me permitía ser.
Antes no solía caminar con la frente en alto, escuchando y cantando una canción, en media calle. Pero ahora... ¿Qué más da?
La vida es demasiado genial como para desperdiciarla. Ya no pienso privar a los demás de conocerme como soy.

Let's figure out I build a time machine tonight. And I go back five years ago... My friends, my classmates, my family, would not recognise me.
It wouldn't be because I've got my hair so short. It wouldn't be because I've got brackets now, also. Nor because I've grown up a half centimetre. But because I am now myself. And then I was just who I let myself be.
Some time ago I didn't use to walk with my head up, listening to and singing a song, in the middle of the street. But now... Who cares?
Life's too great to waste it. And I don't want to deprive people of knowing me as I am.

martes, 4 de mayo de 2010

Al oído, a todo pulmón/ In the ear, loud

Las luces del estadio, la neblina y el cielo azul oscuro, el apoyo y el cariño de mucha gente, la sonrisa sin igual de una persona.
Me hicieron recordar que no puedo dejar de creer en un Dios que ha estado cantándome al oído, pero a todo pulmón.

The stadium's lights, the fog and the dark blue sky, the support and affection of many people, the unequaled smile of a person.
They made me remember that I can't stop believing in one God, who's been singing to me in the ear, but as loud as she can.

El día de la sonrisa/ The day of a smile

Cuando me levanté hoy, sabía que era un buen día. Pese a que mi sueño fue tan pesado que no fui capaz de levantarme a la hora que Hayley Williams me obligaba con "I caught myself".
Pero bueno, lo peor sería eso. Poco a poco el día iría dándome alegrías en paquetitos pequeños. Pero eran de esas que duran.
Sí, es cierto. Este no fue el día perfecto, después de llegar tardísimo a la radio, de un accidente con mi almuerzo, de una regañada en el canal, de extraviar un libro de la biblioteca. Pero por dicha son nimiedades frente a lo que de verdad me hizo feliz.
Sonrío cuando me doy cuenta de que hay un lugar en que un helado de menta con chocolate se puede acompañar de una conversación divertida. Y de que hay un lugar donde sí me contagian las sonrisas. Sonrío de saber que la vida todavía tiene días como estos por delante.

When I woke up today, I knew it was a good day. Despite my deep sleep, because of which I wasn't able to wake up at the time Hayley Williams oblied me with "I caught myself".
But well, that would be the worst part. Little by little the day was going to give me joy in small packs. But they were the kind of joys which last.
Yes, it's true. This was not a perfect day, after being too late for the Radio station, an accident with my lunch, a scolding at the TV station, losing a book from the library. But, happily, they're insignificant things compared to those that really made me happy.
I smile when I find out that there's a place where I can accompany a mint + chocolate ice-cream with a funny conversation. And that there's a place where they do pass the smiles on to me. I smile when I know that life's got still days like this to live.

domingo, 2 de mayo de 2010

Vencer a la conciencia/ Beat the conscience

No dudo que la conciencia nos libre de hacer siempre lo que nos da la gana y de equivocarnos seguido. Pero atarse a la conciencia muchas veces es dejar de vivir.
Vencerse a uno mismo es vencer las barreras que nos impone nuestro pensamiento. Por eso yo de vez en cuando canto como Raquel del Rosario: "Querida voz de mi conciencia, ¿por qué no brillas por tu ausencia? ¿Por qué no sales de mi cabeza y me dejas vivir en paz?"
Y tengo que confesarle que me ha gustado. "No me arrepiento, de nada... ¡De nada!".
Cuando vencemos a la conciencia, es cuando las mejores cosas suceden. Compruébelo.

Dedicado a/ Dedicated to Ángela Arias ;)

I can't deny that conscience delivers us from doing always what we want, and make mistakes often. But getting tied to conscience is sometimes like stopping living.
Beating yourself is knocking down the barriers imposed by your thinkings. That's why I sing sometimes like Raquel del Rosario: "Dear voice of my conscience, why aren't you conspicuous by your absence? Why can't you get out of my head and let my live?"
And I've got to confess that I've liked it. "I don't regret nothing... Nothing!".
When we beat our conscience, the best things happen. Prove it by yourself.