martes, 29 de junio de 2010

No

No hay forma de concentrarse.
No se puede reír las veinte (mínimo) veces diarias.
No hay cómo dormir.
No queda nada qué escribir.
Qué feo se siente cuando algo hace falta.

lunes, 28 de junio de 2010

Una candela y un cuaderno

Generalmente detesto que se vaya la luz. Sobre todo si estoy haciendo algo importante. Pero si tengo mis pensamientos dispersos por ahí cuando debo concentrarme, quizás sea bueno prescindir de la computadora por media hora.
Enciendo una candela. Intento acariciar las cuerdas de mi guitarra, que todavía no se dejan querer. Entonces busco algo más qué hacer.
Mis pensamientos siguen dando vueltas por ahí, y entonces, bajo la luz de esa candela que ya empieza a consumirse, decido ponerlos todos en un lugar. Tomo un cuaderno viejo, un lapicero y una silla. Y ahí, casi sin luz, casi sin sueño, comienzo a escribir. A mano no lo hacía hace años.
Y los pensamientos tienen todos una misma línea. Tienen todos un mismo nombre.
Volvió la electricidad. La luz me molesta, así que debo volver a poner mis ideas al servicio de un trabajo que poco me servirá más adelante. Me servirán más los apuntes que lograron surgir en esa media hora.

sábado, 26 de junio de 2010

No hay miedo/ I am not afraid

Se estaba escondiendo, pero de regreso la vi ahí, tímida entre las nubes. La Luna sabe que me gusta, y pareciera que se esconde de mí.
Pero como sea, ahí estuvo velando porque todo saliera bien. La Luna y sus cómplices...
Nada de crisis, nada... Sólo un año más. Un año en el que no tengo miedo de crecer.

She was hiding, but I saw her when I came back, shy behind the clouds. The Moon knows I like her, and it seems like she hides from me.
But, anyway, she was there caring for everything to be alright. The Moon and her accomplices...
No crisis, no way... Just one more year. A year in which I am not afraid to grow up.

miércoles, 23 de junio de 2010

Momentos/ Moments

Suelo decir que me gustan los momentos. Puedo decir que mi memoria está llena de recuerdos de grandes momentos.
La verdad, el tiempo me preocupa muy poco. Porque uno es capaz de detener el tiempo en un segundo, y quedarse ahí eternamente. O volver a la realidad para vivir un nuevo momento de esos.
No, no es magia. No es locura tampoco. Inténtelo y verá que sí se puede. Y si podemos controlar el tiempo, no hay nada que no podamos hacer.
Le invito a que hagamos que valgan esos momentos, detengamos el tiempo y llenemos con ellos nuestra memoria. Yo ya empecé.

I use to say that I like moments. I can say that my memory is full of memories from great moments.
Actually, time does not worry me so much. Because we're able to stop time in one second, and stay there forever. Or to go back to reality and live such another moment.
No, that's not magic. That's not madness, neither. Try, and you'll see it is possible. And if we can control time, there's nothing we can't do.
I invite you to make those moment be worth it, let's stop time and let's fill with them our memory. I've already started.

lunes, 21 de junio de 2010

No se olvide de sonreír/ Don't forget to smile

Puedo decirle que todos tenemos días malos. Y algunos tenemos días peores.
Puedo decirle que no siempre estamos los amigos cerca. Pero cuando estamos hacemos lo posible por pintar sonrisas.
Puedo decirle que a veces Dios nos aprieta. Pero nunca nos ahorca.
Puedo decirle que esta semana no será la mejor para usted. Pero vendrán días en que nada le podrá amargar la vida.
Puedo decirle que cuenta conmigo. Por eso, no se olvide de sonreír. :D

I can tell you that everybody's got bad days. And some of us have got worst days.
I can tell you that friends are not always close to you. But when we are, we make anything to paint smiles.
I can tell you that God squeezes us. But She never asphyxiates us.
I can tell you that this week won't be the best for you. But there will be days in which nothing could embitter your life.
I can tell you that you can rely on me. So, don't forget to smile. :D

viernes, 18 de junio de 2010

Sigo queriendo

Supongo que es la primera vez que reposteo algo que escribí antes. Imagínese.

"Yo quiero que siga sonriendo, que la sonrisa es el mejor maquillaje que se puede llevar. Yo quiero que siga corriendo, que así deja correr su infancia dormida. Yo quiero que siga saltando, que me dan ganas también de saltar.
Yo quiero que la gente que me rodea siga contagiándome de esa alegría. Esa alegría que me gusta ver y sentir.
Yo quiero detener el tiempo y que nos quedemos ahí, en el momento tierno, tonto, divertido...
Yo quiero escribir el guión de mi vida y que siempre actúe quien me hace sentir bien. Pasarle liquid al nombre de los amargados y de los que no quieren dejarse querer.
Yo quiero que usted que lee esto se quede conmigo a ver el final".

Canción de Dios. 30-7-09.

lunes, 14 de junio de 2010

Mala o buena suerte/ Bad or good luck

Hablando de sorpresas, creo que Ángela me echó la sal... No sé qué tan común pueda ser, pero este es el segundo lunes consecutivo que un problema en el tránsito me impide llegar a mi clase de Seminario de Comunicación y Economía.
Esta es una de esas sorpresas malas... ¿Quién se espera un mensaje de un compañero a las 7:20 de la mañana diciendo que hay presa en Ochomogo?
Ahora sólo espero que mi teoría se haga realidad. Que esta mala sorpresa sea sólo el augurio de que algo bueno va a pasar.
Las cosas de la vida... O las cosas de mi vida, porque creo que mi vida es muy poco común, y sí: me sigue gustando mi vida sorpresa...

Speaking of surprises, I believe Ángela's jinxed me... I don't know how common could it be, but this is the second Monday that I can't arrive to my Communications and Economy Seminarium class, due to a traffic problem.
This is one of the bad surprises... Who expects a message at 7:20 in the morning from a classmate, telling that there's a traffic jam at Ochomogo?
Now I just can hope my theory becomes reality. I hope this bad surprise is the omen of something good which is going to happen.
The things of life... The things of my life, rather, because I think my life is unusual, but I still like my surprise life.

domingo, 13 de junio de 2010

El día sorpresa/ Surprise day

¿No le ha pasado que un día termina como usted nunca se imaginó? Son esos días sorpresa, en que un solo instante basta para dar un giro de 180 grados a lo que iba del día.
A mí me gustan esos giros. La verdad, a mí me encanta no saber qué pasará en el siguiente instante. Quizás por eso llegué a dar a la carrera que estoy estudiando. Quizás por eso detesto el trabajo planificado, porque además, cuando planifico algo suele salir mal.
En cambio, me encantan los días sorpresa. Me encanta la gente sorpresa. Me encanta mi vida sorpresa.

Have you ever had a day which ends like you never imagined it to? Those are surprise days, in which an instant is enough to make a volte-face to the day you've had so far.
I like those turnabouts. The truth is that I love not to know what is gonna happen in the next moment. Maybe that's the reason why I got to the course I'm taking. Maybe that's the reason why I hate planified work, because every time I planify something, it goes wrong, besides.
Instead, I love surprise days. I love surprise people. I love my surprise life.

jueves, 10 de junio de 2010

Cada cuatro años/ Every four years

Quizás me vean muy alejado del tema en esta ocasión, tal vez peco de nacionalista. Pero la pura verdad es que hace cuatro años fui a la casa de uno de mis mejores amigos, con otros dos especímenes, a ver la inauguración de Alemania 2006.
Sí, aunque algunos no lo crean, me gusta el fútbol. Y sobre todo el buen fútbol. Aquel que cada cuatro años se reúne en la disputa de un campeonato mundial, como el que empezará en pocas horas.
Es seguro que no me pierdo la inauguración. No veré la mayoría de los partidos, por la U y porque no está la Sele. Pero estaré pendiente de Messi, de Portugal y de Honduras (yo sí quiero que pase a la segunda ronda).
Y aún recuerdo que hace doce años casi lloro junto a Edwin van der Sar cuando Holanda perdió el tercer lugar por penales. Aún tengo fresca la final de Corea y Japón, con Anastacia cantando y ese escalofrío, y luego el último gran partido de Ronaldo. Todavía recuerdo el dolor de garganta después de los dos goles de Chope...
Este año será un poco diferente. Pero espero que haya algo que me deje marcado este mundial en la memoria, para que en cuatro años mi lista de recuerdos sea aún mayor.
Por el momento, Waka waka!


Maybe I've been apart from the topic this time, perhaps I sin on being nationalist. But, the truth is that four years ago I went to one of my best friends' home, with two specimens else, to watch Germany 2002's opening.
Yes, contrary to what some of you may think, I like football. And good football, above all. That football which makes countries get together to fight for a worldwide championship, like the one that's starting in few hours.
Certainly, I won't miss the opening. I won't watch most of the matches because of the University and because "La Sele" won't be there. But I will follow Messi, Portugal and Honduras (I do want them to get to the second round).
And I still remember that twelve years ago I almost cry with Edwin van der Sar, when Netherlands lost the third place in the penalty match. I still have clear on my mind the memory of the Korea/Japan's ending, with Anastacia singing and that chill, and then the last great match of Ronaldo. I still remember the throatache after the two Chope's goals...
This year will be a little different. But I expect it to be something to remember specially, for in four years my memories' list be bigger.
For now, Waka waka!

martes, 8 de junio de 2010

Mensajeros/ Messengers

Los que vienen a decirte que tu vida vale la pena. Son los que hablan sin palabras. No las necesitan.
Los que vienen a decirte que la amistad no puede morir. Son tus amigos.
Los que vienen a decirte que estás haciendo mal. Tratan de convencerte aunque estés ya convencido.
Los que vienen a decirte las cosas que no entenderás. No hablan tu idioma.
Los que vienen, sin embargo, vienen porque existes. Vienen porque existen. Lo mejor de todo es eso: que vienen.

The ones who come to tell you that your life's worth it. They're the ones who sepak without words. They don't need them.
The ones who come to tell you that friendship can't die. They are your friends.
The ones who come to tell you that you are wrong. They try to convince you though you are already convinced.
The ones who come to tell you things you won't understand. They don't speak your language.
The ones who come, however, come because you exist. They come because they exist. And the best part is that: they come.

martes, 1 de junio de 2010

Ese verde/ That green

Tenía tiempo ya de no ver ese tono de verde. Uno que sí veo. Uno que se parece al color del mar.
Tenía tiempo ya de no ver el mar.
Los colores no pierden su significado, aunque pase un año, aunque pase un segundo o aunque pase una vida.
Ahora es ese verde. En un año será el negro, uno que se parece al color de la noche cuando la alumbra la Luna.
Uno que hoy sí veo.


It's been a long time since I saw that green for the last time. A green I can see. A green similar to the colour of the sea.
It's been a long time since I saw the sea for the last time.
Colours don't lose their meaning, although a year goes by, although a second goes by or although a life goes by.
Now it's that green. In one year it will be the black, a black similar to the colour of the night when Moon lightens it.
A black I can see today.