martes, 27 de diciembre de 2011

Voy a ser arquitecto

Hoy quiero hablar de una de las profesiones que estudiaré (cuando tenga mucho tiempo y dinero) por puro gusto. Se trata de la arquitectura. De hecho, todavía me pregunto por qué si estaba totalmente convencido de que iba a ser arquitecto, terminé estudiando periodismo...
Bueno, el asunto es que me encanta ver cómo todo comienza. Eso incluye un interés (casi obsesivo) por conocer los planos de cada cosa, desde la tarjeta madre de este pedazo de computadora hasta la Sagrada Familia de Gaudí. De hecho, vendería mi alma por que alguien venga y me ponga en frente los planos del Universo. Y no es que me vaya a poner a construir por mi cuenta todas esas cosas. Es solo que me fascina ver cómo se pensó cada pequeño detalle.
Me encanta pasar horas (y muchas más de las que imaginan) de mi vida viendo fotos desde distintos ángulos de edificios emblemáticos, modernos, vanguardistas, históricos. Debo confesar que yo no pierdo tiempo viendo memes y esas cosas, sino que uno de los sitios web que más disfruto es Skyscraper City.
Si usted me ha acompañado en algún viaje fuera de Cartago quizás haya notado mi obsesión por tomarles fotos a las iglesias. Dicen que la iglesia es la mayor representante de la arquitectura de cualquier lugar, así que yo me aseguro de tener un registro de ello.
Finalmente, la arquitectura es ciencia. No es solo hacerlo así porque se ve genial. Es física: se tiene que sostener. Es química: tiene que tener materiales que respondan adecuadamente a lo que queremos (y se sostengan).
Y, por si fuera poco, es arte.
La arquitectura es, junto al periodismo, la única cosa que reúne todo lo que me gusta. Y donde cada día se puede hacer algo nuevo y totalmente diferente.

Para terminar, les dejo imágenes de dos edificios que me encantan (quería poner mis edificios favoritos, pero luego me di cuenta de que uno no puede tener un edificio favorito)

Estadio Sapporo Dome, Japón:
(Fotos de WorldStadiums.com)
 
 
Y la razón por la que me encanta:

Iglesia (inconclusa) de Santiago Apóstol, en Cartago:
La que sería la iglesia más grande de Centroamérica, tiene una belleza excepcional en el diseño. Yo apoyo la idea de que la Iglesia rescate los planos y la construya en otro lado, solo para verla terminada.
Supuestamente, con el techo la iglesia tendría tres veces la altura que tiene ahora. Súmele a eso las dos torres de atrás y los detalles que aún se pueden ver en las ruinas (que por cierto, las están restaurando. Esperemos que no hagan una desgracia con ellas).

Foto: Google Maps.
 
Foto: Al Día.
Foto: La Nación.

martes, 20 de diciembre de 2011

Antes de que el mundo se detenga

Yo no soy muy partidario de hacerle caso a esas teorías sobre el futuro. Sobre todo porque no creo en el futuro (razón suficiente). Pero, de todas formas, no está de más imaginárselo. Y ahora, que comenzamos la cuenta regresiva de un año para el apocalipsis según los mayas (o los que manipulan el legado maya), sería bueno ver cuánto podemos lograr en un futuro tan breve.

Yo, por ejemplo, quisiera haber terminado mi segunda serie de webcómics. Para eso haría falta que sepa cuál será, primero.
Quisiera haber superado la razón por la que existe este blog. Ya casi lo logro, cada vez escribo menos.
Quisiera dedicarme un tiempo a mis dos verdaderas pasiones: el dibujo/diseño y la observación biológica. No sé si tenga tiempo para eso, pero veré la forma.
Quisiera haber alcanzado y mantenido un peso decente, para poder volar adecuadamente cuando la Tierra se detenga*. Esta semana logré un récord, nunca antes había pesado 54 kilos.
Quisiera haber asesinado todas las neuronas que me queden a base de alcohol. Bueno, al menos puedo intentarlo.
Quisiera haber cumplido mi sueño de ir a visitar al Patrón luego de que me caiga un rayo arreglando una antena, y luego volver para contar la experiencia.
Quisiera haber comprado y aprendido a tocar una flauta irlandesa.

Y no sé, creo que con eso basta. Igual se le pueden agregar cosas a la lista, pero eso me restaría tiempo para las demás tareas. Así que, tengo un año para lograrlo. Deséenme suerte, y si los maya(fóbico)s se equivocan, ya habrá tiempo de hacer una lista para los próximos 80 años...


*Esta es mi forma preferida de acabar con el mundo. Espero que sea así, al menos eso sí quiero que se me cumpla.

jueves, 1 de diciembre de 2011

¿Y este diciembre?/ E este dezembro?

Yo quería ignorar que ya estamos en navidad, pero el frío no me deja. Yo quería esperar a que empezara mi diciembre de la mejor manera, pero prefiero apresurarme y recibir ese último mes del año ya preparado.
No se trata solo de cambiarle la cara a Canción de Dios, como suelo hacer por estas fechas. Se trata de empezar a sentir el espíritu navideño, de empezar a comer manzanas y tocar villancicos con mi whistle.
Se trata de que usted se contagie y se sienta tan bien como yo cada vez que pasa por acá.

Eu queria ignorar que já estamos em Natal, mas o frio não me deixa. Eu queria esperar que o meu dezembro começar da melhor maneira, mas prefiro me apressurar e receber esse ultimo mês do ano já pronto.
Não se trata só de mudar a apariência de Canción de Dios, como costumo fazer nestas datas. Trata-se de começar a sentir o espírito de Natal, de começar a comer maçãs e tocar canções populares com o meu whistle.
Trata-se de que você se contagie e se senta tão bem como eu cada vez que vem por aqui.