lunes, 17 de diciembre de 2012

Ir y venir/ Ir e vir

El que anda distraído podría decir que la Luna es impredecible. Solo un día vuelve a ver al cielo y está ahí grandota y redonda saliendo por el sureste, y luego ve apenas una línea de luz justo al otro lado del cielo.
Pero en realidad no hay misterio. La Luna va y viene, un día está aquí y otro allá, pero nunca se sale de su camino. A veces le gusta experimentar, y entonces se eclipsa y se pone roja, o eclipsa al Sol y todo se oscurece.
Así es un año de nuestra vida también. Vamos por un camino, pero a veces tomamos esos pequeños desvíos, que pueden divertirnos, pero también nos pueden sonrojar u oscurecer.
Es un ir y venir, puede parecer que nos desviamos, pero son solo fases que nos llevan siempre al mismo camino.

Quem anda distraido pode dizer que a Lua é imprevisível. Só um dia vê ao céu e aí está, grande e redonda, a sair pelo sudeste, e depois vê apenas uma linea de luz justo ao outro lado do céu.
Mas, a verdade é que não tem mistério. A Lua va e vem, um dia está aqui e outro lá, mas nunca se sai do seu caminho. Às vezes gosta de experimentar, e então se eclipsa e se torna vermelha, ou eclipsa ao Sol e tudo se obscurece.
Assim é um ano na nossa vida tambem. Vamos por um caminho, mas às vezes fazemos esses pequenos desvios, que podem nos divertir, mas tambem podem nos corar ou obscurecer.
É um ir e vir, pode parecer que nos desviamos, mas são somente fases que nos levam sempre ao mesmo lugar.

martes, 11 de diciembre de 2012

Si el mundo se detiene

Ya estamos a pocos días de que la Tierra deje de girar y salgamos todos volando a 1600 km/h, conociendo por unos segundos a Urano mientras nos vamos tostando...
Sé que no suena muy bien, pero debe ser divertido que ese sea el fin del mundo.

Como decía hace casi un año, las teorías estas de que se va a acabar el mundo son varas. Pero siempre es divertido imaginar al menos qué haríamos. Yo me puse algunos propósitos y he aquí los resultados:

  • Comencé a hacer un webcómic llamado Spalupa y Lactorina. Desgraciadamente, me enteré de por qué la mayoría de caricaturistas abandonan sus webcómics: llega un momento en que las ideas sencillamente no fluyen.
  • Este blog existe todavía. Solo que ya no me acuerdo por qué.
  • Dibujar, no lo he hecho mucho, pero hace poco hice un dibujillo que puede valer por todo el año. En cambio sí me he dedicado más a observar bichos y esas cosas, y hasta he sacado un montón de fotos de arañas.
  • Hoy, con diez kilos más, sé que podré vencer fácilmente la atmósfera. El problema es que me pasé cuatro kilillos, pero mi bicicleta, la Capuchina, me ayudará a quemarlos si no se queman en el viaje espacial.
  • Superé con creces mi ración de alcohol anual. Las visitas a la Calle de la Amargura, que hace un año eran nulas, este año se volvieron frecuentes.
  • Todavía el domingo me subí al techo a arreglar la antena para ver bien la mejenga del mostro, pero en vez de que me cayera un rayo y fuera a conocer al Patrón, lo único que hice fue romperla.
  • La verdad es que he tenido dinero para una flauta irlandesa, pero me dio pereza comprarla. Y en realidad me ha dado pereza comprar todo lo que digo que quiero.
  • Este año además, cambió abruptamente mi futuro ideal. Si sobrevivo el viaje a Urano, tal vez me haga museógrafo. 
Espero que la gente que me ayudó a cumplir lo que se haya cumplido en este año, salgan volando conmigo dentro de diez días. Bueno, supongo que no les quedará de otra, si el mundo se detiene.

sábado, 1 de diciembre de 2012

Por dicha...

Llevaba rato esperando que cayera de nuevo, de donde fuera. Perder la inspiración para mí es casi como perder la consciencia. Es casi como vivir en automático, quitándole lo chiva de las sorpresas a la vida.
Por dicha llega, de vez en cuando. Y aunque se quede solo un ratito o varios años, es bueno aprovechar esos momentos para hacer reportajes, o revistas, o decorar el blog.

viernes, 9 de noviembre de 2012

Humanos separados...


Esta semana han pasado muchas cosas acá en Tiquicia. Yo solo creo que cada quien tiene su propia forma de ver el mundo. A algunos les gusta el limón, yo lo detesto. Yo adoro la cebolla mientras que otros arrugan la cara de solo verla.
Eso es lo bueno de ser humanos. Pensamos y cada quien piensa como le da la gana. Y el que quiera cambiarlo es el que no ha entendido por qué está aquí.

Os dejo esta canción que habla un poco de eso, y para que además os deleitéis la vista con Skye Sweetnam.


Letra en español:
Ya sabés que Simón dice
Te dice qué hacer
¿Y si te dice que
te quités toda la ropa
y bailés en el traje con el que naciste?

Fijo es la locura más grande
Todos resultamos influenciados
El pequeño secreto que
no quieren que sepás:

Somos solo humanos
separados por nuestros pensamientos
Así que aferrate a ellos 
o verás que te podés encontrar
atrapado entre el
¡Hey! Mono, mirá... Mono, hacé...
¿Debería lavarte el cerebro
todo lo que te rodea?
¿No sabías que
cada pequeña cosa se contagia?

Cuando ves televisión
En cada cosa que ves
El virus va arrasando
Y vos empezás a querer
lo que te dicen que querás

Está en el aire que respirás
Está oculto bajo la manga
Están mercadeando incluso
lo que estoy diciendo ahora mismo
Pelá el ojo

Somos solo humanos
separados por nuestros pensamientos
Así que aferrate a ellos 
o verás que te podés encontrar
atrapado entre el
¡Hey! Mono, mirá... Mono, hacé...
¿Debería lavarte el cerebro
todo lo que te rodea?
¿No sabías que
cada pequeña cosa se contagia?

sábado, 18 de agosto de 2012

Cuenta la leyenda

Cuando era carajillo contaba la leyenda que en el patio de la escuela aparecían duendes de vez en cuando. Todo mundo sabía que alguien los había visto, pero nadie los había visto.
Y contaban que los condenados duendes eran buena gente, muy divertidos, y que la curiosidad hacía que uno los siguiera y se fuera con ellos.
Luego, solo se perdía y aparecía en un lugar extraño, sin saber cómo ni por qué llegó ahí.
Hoy me doy cuenta de que aquellos duendes no estaban en el patio de la escuela. Andan por ahí, en cualquier parte, disfrazados de gente común.
Buena gente, divertidos. Y uno, curioso y confundido.

jueves, 26 de julio de 2012

Sabiduría en su máxima expresión

Hay veces en las que uno, al estar atravesando cualquier situación, busca el consejo de alguien más. Yo no estoy exento, y una de mis personas preferidas para consultar es mi amigo Jeremy, más conocido en el bajo mundo como Pechuga.
Hablar con él es como hablar con una viejita de campo, siempre tiene una frase para cada situación.
Acá les dejo algunas de las frases con las que el mae suele alentarlo (o desalentarlo) a uno:

"No es lo mismo arroz con pollo, que pollo con arroz"

 "Siempre hay un zapato roto para una media descocida"

"Si uno sabe dónde está, sabe a dónde ir"

"Cualquier camino que elijas siempre te llevará a un lugar diferente"
 
"Siempre quedan piezas qué mover en el ajedrez de la vida"

"Uno no puede andar toda la vida jugando con barbies"
 
"La mentira es el suculento arte de ocultar la verdad"

"Agarre una pala y un machete y póngase a sembrar"

"Uno de los dos está mal: o uno, o el resto"

"Un ciego llevando a otro ciego, los dos caen en un hueco"

"Esta gente de este país solo vive en guerras internas"

"Deje de fumar mota, muchacho"

jueves, 12 de julio de 2012

Fruere diem


Esa es mi versión del famoso proverbio latín. Porque a veces me da más pereza que otra cosa, y no suelo aprovechar el día, pero entonces me dedico a disfrutarlo.
No suelo tener vacaciones. ¿Y qué?
Creo que no me hacen falta días libres, con unas horas está bien...

sábado, 7 de julio de 2012

Hay más tiempo que vida/ Tem mais tempo que vida

Eso es lo que le dicen a uno para que no se preocupe. Yo es que de todas formas cuesta mucho que lo haga.
Solo sé que es cierto, el tiempo se va extendiendo, se va haciendo eterno. Así como pasa un día, pasan cuatro años y pasa una vida. Y al final da lo mismo.
Una vida se puede vivir en 22 años, o en cuatro, o en solo un día.
Lo que importa es cómo se vive. Y aunque me pregunten con extrañeza, aunque casi nadie lo entienda, siento que esta vida ha valido la pena.
Aunque el tiempo siga corriendo, la Luna llena seguirá apareciendo ahí entre las nubes. Y mientras pueda verla, habrá más tiempo que vida.

 Isso é o que lhe dizem a um para que não se preocupe. De todas maneiras é muito difícil para mim fazê-lo.
Só sei que é certo, o tempo vai-se a expandir, vai-se a fazer eterno. Assim como passa um dia, passam quatro anos e passa uma vida. E ao final é o mesmo.
Uma vida pode-se viver em 22 anos, ou em quatro, o em apenas um dia.
O importante é como se vive. E ainda que me perguntem com surpresa, ainda que quase ninguém entenda, sinto que esta vida tem valido a pena.
Ainda que o tempo continue a correr, a Lua cheia vai continuar a aparecer aí entre as nuvens.
E entanto que eu possa vé-la, vai ter mais tempo que vida.

domingo, 17 de junio de 2012

Soy tu sangre

Hay una razón en especial por la que me gusta Limón. Ahí, viendo al océano que de noche parece no tener fin, entendí muchas cosas de mi vida, y de lo que hubo antes de mi vida.
Ya no recuerdo si fue una o dos horas. Lo que sé es que ese momento lo recordaré por siempre.
A uno le hubiera gustado vivir en esas épocas, sentir, sufrir y disfrutar todos esos momentos. Pero ahora lo que toca es tomar el relevo, y vivir.
Así como se veía inmenso el océano ese día, así de inmensa se ve la vida que nos heredan. Y a lo lejos brillan algunos faros, que nos ayudarán a seguir el camino.

"Yo lo miro desde lejos
pero somos tan distintos.
Es que creció con el siglo..."

viernes, 15 de junio de 2012

Existe, la conozco

Juro que a veces me canso de buscar la perfección. Que existe, yo la conozco y doy fe. Pero no he podido encontrarla de nuevo.
Y entre más me acerco, más me doy cuenta de que todo resulta asintótico.
Quizás es mi culpa por pedirle tanto a la vida. O quizás es culpa de la vida por darme tan poco.
La vida cree saber lo que busco, y cada vez se equivoca más. Yo, por otra parte, puedo dar fe de que conozco algo más perfecto que la vida.

lunes, 11 de junio de 2012

Tinta por voz

Ahora es que hablo mucho, pero hubo un tiempo en que se me hacía más fácil escribir. A uno le parece que fue hace mucho, pero qué va. Tal vez alguien se acuerde todavía de cuando costaba sacarme las palabras.
Por eso tengo cerros de papel, con dibujos o con cosas escritas, que andan por ahí dando vueltas. En ese entonces, mi voz la cambiaba por la tinta y un rato a solas.
No sé si extraño aquellos tiempos. Ahora me gusta hablar, pero sí que me gustaba escribir tonteras de vez en cuando...

sábado, 9 de junio de 2012

Me equivoco/ Equivoco-me

Pero me cuesta aceptarlo. Sí, me equivoqué.
Lo bueno es que siempre hay chance de recuperar. Las oportunidades van y vienen, la vida nos deja seguir.
Espero que también se pueda olvidar. A mí me cuesta olvidar mis errores. Es que a veces puedo ser muy torpe, y lo sé, y me doy cuenta. Pero mi apellido me convence de no aceptarlo.
No quiero ser torpe también para aceptar la comprensión.

Equivoco-me. Mas é difícil para mim aceitá-lo. Sim, eu me equivoquei.
O bom é que sempre tem chance de recuperar. As oportunidades vão e vêm, a vida nos deixa seguer.
Espero que também se poda esquecer. A mim me custa esquecer os meus erros. É que às vezes posso ser muito torpe, e eu o sei, e eu me dou conta. Mas o meu sobrenome convence-me de não aceitá-lo.
Não quero ser torpe também para aceitar a compreensão.

viernes, 1 de junio de 2012

Un mensaje a la conciencia/ Uma mensagem à consciência

Hace poco falleció el Hermano Pablo. Y debo confesarlo, solo lo conocí en tele, pero me dolió su muerte.
Es que me vienen a la mente los recuerdos de aquellos "Mensajes a la conciencia" en la voz del Hermano Pablo, unas cápsulas televisivas donde el señor este se echaba un cuento increíble, cortito, pero contundente, para terminar con una moraleja. Una de esas que de verdad llegan a la conciencia.
Hoy tuve un mensaje a la conciencia. Hoy, desde donde quiera que esté, el Hermano Pablo parece que me habló y me hizo despertar de un sueño extraño, en el que nada tenía sentido. Y ahora me siento una mejor persona.

Faz um tempo morreu o Irmão Pablo. E devo confessá-lo, só lhe conheci por TV, mas doeu-me muito a sua morte.
É que eu lembro aquelas "Mensagens à consciência" na voz do Irmão Pablo, umas cápsulas televisivas onde este senhor contava uma história incrível, curtinha, mas contundente, para terminar com uma moral. Uma dessas que verdadeiramente chegam à consciência.
Hoje eu tive uma mensagem à consciência. Hoje, desde onde esteja, o Irmão Pablo parece que me falou e me fez despertar de um sonho estranho, no que nada tinha sentido. E agora, sinto-me uma melhor pessoa.

jueves, 17 de mayo de 2012

Mi propia teoría de cuerdas

"I might be just beginning.
I might be near the end"

Anywhere is, Enya.

Nunca se sabe qué tan cerca estemos del final de alguna cosa, o qué tan cerca estemos de empezar otra. Es que hacemos tantas cosas a la vez, que ya todo lo vemos como un continuum.
Y es cada vez más común que demos inicio a algo nuevo sin haber terminado lo viejo.  Es como una teoría de cuerdas: si camináramos solo en una cuerda, tan estrecha que solo pudiéramos dar un paso a la vez, todo sería más fácil.
Pero, en cambio, vivimos yendo y viniendo de una cuerda a la otra, brincando, devolviéndonos, cayéndonos y columpiándonos. Y las cuerdas se cruzan, y entre tanto enredo ya no sabemos cuál cuerda es cuál, ni dónde comenzó o dónde termina.
Sin darnos cuenta, nos encontramos con que una cuerda se acaba de repente. O que estamos caminando por una cuerda que ni siquiera habíamos notado que existía.

sábado, 21 de abril de 2012

La máquina más compleja

Hace una semana, para variar, me destruí el brazo izquierdo. Estoy convencido de que algún día será más cicatriz que brazo.
Pero eso me puso a pensar que es bueno que existan las cicatrices, porque si no, andaría desde hace ocho años con un hueso expuesto, y desde hace una semana sin piel. Nada de eso sucedió gracias a la magnífica capacidad de la vida de regenerarse a sí misma.
Nosotros podemos intentar inventar máquinas muy complejas, sí... Todo lo que queramos.
Pero la vida es la máquina más compleja y perfecta que existirá, y resulta que se inventó a sí misma. Y se reinventa a sí misma cada día.
La forma en que algo tan pequeño como una célula puede agarrar lo que comemos y respiramos y convertirlo en esa piel que está empezando a nacer, es sorprendente. Algo tenemos que aprender de nuestra propia vida, de nuestras propias células.
De vez en cuando es bueno dejar botada un poco de piel, para hacernos una piel nueva. Aunque quede la cicatriz. Eso nos recordará lo excepcionales que somos.

domingo, 11 de marzo de 2012

Mejor vrs. Sensacional

Esta parece ser otra broma de ese Dios que suele ser muy poco serio. No pareciera tener mucha ciencia escoger entre dos grandes canciones, pero suele complicarse más de la cuenta.
Y entonces, no sé si escoger aquella canción que puede ser la mejor que haya escuchado en mi vida, aquella que tiene el poder único y divino de alegrarme los días, aquella que puedo escuchar ad aeterno porque obras de arte semejantes no pueden tener comparación.
Pero he aquí que la tienen. Porque aparece otra canción que no parece ser la gran cosa, pero que tiene una de las mejores voces que hayás escuchado. Que te dice poco, en realidad, pero también puede ponerle una sonrisa a tu día, aunque no alegrarlo del todo. Una canción extraña, pero intrigante, excitante, cautivante.
Dos grandes canciones. Una, la mejor. La otra, sensacional.
¿Qué más daría poder tener las dos canciones en el primer lugar de mi lista? Lo haría con gusto, pero eso no es muy bien aceptado en Occidente.

lunes, 20 de febrero de 2012

A todos mis gatos

Algún día yo seré el equivalente masculino de la loca de los gatos. Ya no tengo ni idea de cuántos han pasado por mi casa. Lo que sí sé es que, desde Dixie (el hijo de Macha, la primera gata que conocí), todos llegan de alguna forma misteriosa a encariñarse conmigo. Todavía considero a ese gatito (es el primero en la fila de arriba) mi primera mascota.
Luego han pasado por acá una gran cantidad de felinos, quizás de las que más me acuerdo es de Missouri y su hija Satanás. De hecho, Satanás es por mucho la mejor gata que he tenido, una preciosa gata negra, la única que dormía conmigo todas las noches, y la única a la que me nacía alimentar. Bueno, creo que Mon Petit Chat, el único gato que me entendía cuando le hablaba francés, también dormía en mi cama.
También llevo con orgullo la cicatriz en la mano izquierda que me dejó Figo, el gato más salvaje que hemos tenido.


Esta imagen es solo un collage mal hecho de algunos de los gatos que hemos tenido en los últimos 4 años (excepto Dixie, que es de por ahí de 1999). La de las últimas dos fotos es Gata, y en la foto de la esquina está con su última camada.
Ahora tenemos en casa al gato más apuesto del mundo. Que, además, es estrella de cine (es el del centro, arriba). Un día que andaba grabando solo llegué a la casa y me dijeron que había aparecido en la puerta, pero se quedó como si hubiera vivido aquí siempre. Aparte de todo, también es el gato más tranquilo y chineado que hayamos tenido en mucho tiempo, quizás porque antes tuvimos muchas gatas, que son mejores cazadoras, pero menos afectuosas.
Aún así, a todos esos gatos que he tenido los he querido, los he chineado y he sabido dejarlos ir. Siempre he dicho que, como animales, tenemos mucho que aprender de ellos y no intentar cambiarlos a nuestra conveniencia, porque corremos el riesgo de hacer que dejen de ser gatos.

(En el Día Internacional del Gato, 2012).

domingo, 19 de febrero de 2012

Es más fácil decir gracias...

...que contestarlo (un post filológico/filosófico).

No sé si a usted le ha pasado lo mismo. Cuando alguien me dice "gracias" duro como cinco segundos para responderle de forma adecuada, porque antes me pongo a pensar en todo lo que viene a continuación (creo que más bien soy muy rápido pensando).

  • Si es una persona desconocida, a quien le acabo de hacer un favor le contesto casi siempre con una sonrisa "(bueno,) con gusto". Si el favor lo hice por obligación es la misma respuesta, solo que más rápido y le quito la sonrisa.
  • Si es una persona desconocida, con la que estuve conversando y luego me agradece por algo, le digo "ok, con (mucho) gusto".
  • Si es una persona conocida, que me agradece un favor, le contesto "bueno" (si es hombre) u "ok" (si es mujer). Una variante unisex viene siendo "pura vida", aunque casi siempre lo reservo para quien me agradece con un "pura vida".
  • Si es una persona conocida, que me agradece en una situación especial, solo contesto con una sonrisa.
  • Al decir un cumplido, no se debe responder el "gracias". Y detesto cuando alguien lo hace. El cumplido basta por sí solo, si se responde algo (como "de nada") se da a entender que en realidad fue un favor y no se sentía de verdad.
  • Cuando quien me mandó a hacer algo por obligación me lo agradece, simplemente no contesto. Aunque lo haya hecho con gusto.
Y cuando soy yo el que agradece, luego de que me contestan me pregunto si la otra persona habrá hecho todo ese análisis o simplemente respondió lo primero que se le vino a la mente.
Creo que eso casi nunca pasa. Al menos no cuando dos segundos antes solo te está viendo a los ojos y luego la casualidad los hace tener que hablar.

miércoles, 15 de febrero de 2012

Si se puede, que suceda

Uno llega a cansarse de ver esos mensajes por todo lado de que "nada es imposible" o de que "todo se puede lograr" y no sé qué. Terminan siendo pura demagogia.
Pero lo que sí llega a ser efectivo es convencerse uno mismo. Siendo riguroso, podría decir que en realidad hay cosas imposibles, y que lo que podemos lograr es una muy pequeña parte de lo posible.
Aún así, eso me lleva a pensar que, siendo tan poco lo que podemos hacer, al diablo con lo imposible. Total, que si no se puede, ¿para qué nos preocupamos?
Lo que sí tiene mérito es hacer lo que esté en nuestras manos para que todo aquello que es posible (o la mayor parte de ello) suceda.
Ahí es cuando digo que la negligencia es mucho peor que el pesimismo. Porque el pesimismo puede tener una base científica, pero la negligencia no.

martes, 7 de febrero de 2012

La resistencia es la mayor de las fuerzas/ A resistência é a maior das forças

No me jodás, Satanás. Vos y yo ya nos conocemos. Y ya te he vencido otras veces, así que no me jodás.
Nada de lo que intentés va a funcionar.  Y así como yo no quisiera perder mi tiempo, tampoco quiero hacerte perder el tuyo, que supongo que debés tener mucho qué hacer en el Infierno.
Así que dejate de voces increíbles, de ojos fuera de este mundo, de esas cosas tan sencillas y hasta tontas que sabés que tanto me gustan. Cuando algo parece tan perfecto me resulta sospechoso, y de entrada supongo que es obra tuya.
De verdad, te lo pido. Que la resistencia es la mayor de las fuerzas, y yo me pienso resistir hasta el final.

Não molestes, Satanás. Tu e eu já nos conhecemos. E já tenho te vencido outras vezes, assim que não molestes.
Nada do que intentes vai funcionar. E assim como eu não quiser perder o meu tempo, ainda não quero que perdas o teu, que suponho que tens muitas coisas para fazer no Inferno.
Assim que deixa-te de vozes incríveis, de olhos fora deste mundo, dessas coisas tão simples é até tontas das que sabes que tanto gosto. Quando algo parece tão perfeito resulta-me suspeito, e de entrada suponho que é uma obra tua.
Em verdade, eu te peço. Que a resistência é a maior das forças, e eu penso me resistir até o final.

sábado, 21 de enero de 2012

El frío ¿se irá?

Uno nunca está conforme. Eso dicen.
Yo puedo decirlo cuando se trata de temperatura. Detesto Alajuela porque es una sucursal del Infierno. Pero resulta que alguna vez escribí una canción donde comparo el frío con todo lo malo que puede pasar.
Y puedo decirlo cuando se trata de todo lo demás. Porque a veces tanto calor te llega a quemar, o a sofocar. A veces el calor no te deja pensar.
Pero el frío... El frío se siente bien solo cuando tenés algo con qué cubrirte. Cuando sabés que no hay nada, y que aunque te movás solo vas a encontrar más frío, ahí sí que está mal.
Ahorita parece que tengo un buen abrigo. Al menos, por ahora, me ayuda a no congelarme.
Pero algún día tendré que salir al sol. Y ahí sí, aunque quiera, nada me va a proteger si llego a quemarme. A menos que tenga todavía conmigo ese abrigo...
Siendo así, puede que prefiera el calor que el frío de mi canción. Ya veremos.

jueves, 12 de enero de 2012

El cancionero de los momentos/ O cancioneiro dos momentos

Siempre lo he dicho. Las listas de reproducción se van llenando de canciones que nos recuerdan algo. A veces es vacilón, a veces es frustrante, a veces es triste acordarse de por qué esa canción está ahí.
A veces ponerse a navegar entre cientos de canciones te evoca cientos de momentos. Cientos de personas. Cientos de recuerdos.
Y esos pequeños viajecitos al pasado en 3 o 4 minutos son la mejor manera de transportarse en el tiempo.
Claro que nada se compara con volver a vivir algo en vivo y en directo. Pero eso sí es mucho menos frecuente, por eso, tener a mano un par de audífonos es la mejor opción para cuando te dan ganas de recordar.

Sempre tive dito. As filas de reprodução vão-se enchendo de canções que nos lembram algo. Às vezes é divertido, às vezes é frustrante, às vezes é triste lembrar por quê essa canção está aí.
Às vezes navegar entre centos de canções evocam-te centos de momentos. Centos de pessoas. Centos de lembranças.
E essas pequenas viageninhas ao passado em 3 ou 4 minutos são a melhor forma de se transportar no tempo.
Certamente nada se compara com voltar a viver algo em vivo e em direito. Mas isso sim é menos frequente, por isso, ter à mão um par de fones é a melhor opção para quando te dão ganas de lembrar.