jueves, 26 de julio de 2012

Sabiduría en su máxima expresión

Hay veces en las que uno, al estar atravesando cualquier situación, busca el consejo de alguien más. Yo no estoy exento, y una de mis personas preferidas para consultar es mi amigo Jeremy, más conocido en el bajo mundo como Pechuga.
Hablar con él es como hablar con una viejita de campo, siempre tiene una frase para cada situación.
Acá les dejo algunas de las frases con las que el mae suele alentarlo (o desalentarlo) a uno:

"No es lo mismo arroz con pollo, que pollo con arroz"

 "Siempre hay un zapato roto para una media descocida"

"Si uno sabe dónde está, sabe a dónde ir"

"Cualquier camino que elijas siempre te llevará a un lugar diferente"
 
"Siempre quedan piezas qué mover en el ajedrez de la vida"

"Uno no puede andar toda la vida jugando con barbies"
 
"La mentira es el suculento arte de ocultar la verdad"

"Agarre una pala y un machete y póngase a sembrar"

"Uno de los dos está mal: o uno, o el resto"

"Un ciego llevando a otro ciego, los dos caen en un hueco"

"Esta gente de este país solo vive en guerras internas"

"Deje de fumar mota, muchacho"

jueves, 12 de julio de 2012

Fruere diem


Esa es mi versión del famoso proverbio latín. Porque a veces me da más pereza que otra cosa, y no suelo aprovechar el día, pero entonces me dedico a disfrutarlo.
No suelo tener vacaciones. ¿Y qué?
Creo que no me hacen falta días libres, con unas horas está bien...

sábado, 7 de julio de 2012

Hay más tiempo que vida/ Tem mais tempo que vida

Eso es lo que le dicen a uno para que no se preocupe. Yo es que de todas formas cuesta mucho que lo haga.
Solo sé que es cierto, el tiempo se va extendiendo, se va haciendo eterno. Así como pasa un día, pasan cuatro años y pasa una vida. Y al final da lo mismo.
Una vida se puede vivir en 22 años, o en cuatro, o en solo un día.
Lo que importa es cómo se vive. Y aunque me pregunten con extrañeza, aunque casi nadie lo entienda, siento que esta vida ha valido la pena.
Aunque el tiempo siga corriendo, la Luna llena seguirá apareciendo ahí entre las nubes. Y mientras pueda verla, habrá más tiempo que vida.

 Isso é o que lhe dizem a um para que não se preocupe. De todas maneiras é muito difícil para mim fazê-lo.
Só sei que é certo, o tempo vai-se a expandir, vai-se a fazer eterno. Assim como passa um dia, passam quatro anos e passa uma vida. E ao final é o mesmo.
Uma vida pode-se viver em 22 anos, ou em quatro, o em apenas um dia.
O importante é como se vive. E ainda que me perguntem com surpresa, ainda que quase ninguém entenda, sinto que esta vida tem valido a pena.
Ainda que o tempo continue a correr, a Lua cheia vai continuar a aparecer aí entre as nuvens.
E entanto que eu possa vé-la, vai ter mais tempo que vida.