jueves, 24 de abril de 2014

Keep on keeping on

Siendo niño decía que, cuando fuera grande, quería ser pulpero. Y una maestra me regañó por eso, por no aspirar a mucho más.
Nadie me preguntó nunca por qué lo quería. Una de las personas que despertaban admiración en el pequeño yo de 9 años era pulpero. Y a mí no me importaba imaginarme con dinero, con carros, con una gran casa. Yo lo único que quería era despertar en la gente aquella misma admiración.
Ha pasado mucho tiempo ya, las oportunidades que he tenido en la vida han hecho que crezcan también mis aspiraciones. Pero lo que no ha cambiado es la admiración que siento por la gente humilde, porque yo fui uno de ellos, y por dentro todavía lo soy en parte.
Por eso hay cosas de este mundo de ustedes que me molestan. Por eso pienso que a veces muchos de ustedes le piden demasiado a la vida. Por eso creo que nunca lograré adaptarme y ser uno más de ustedes.
Pero no me quejo, agradezco más bien, porque todo esto me lleva a apreciar a aquellos que son como yo. Que aunque han crecido, sus raíces no se han movido de donde brotaron. Y que, como yo, saben que a pesar de los obstáculos, al final lograrán respirar y ver el sol.

"Es como la raíz que se topa con una piedra en el camino.
No puede quebrarla y tiene que dar un rodeo
pero seguirá creciendo y eso es lo que importa"
(Pradolongo. Película gallega).

viernes, 4 de abril de 2014

Run away

Los planes no están diseñados para cumplirse siempre. Los planes se diseñan para hacer todo lo posible por cumplirlos. Y hay cosas que no son posibles.
¿Está mal eso? No. Simplemente hay que tener la capacidad de responder con un nuevo plan, en vez de lamentarse siempre por el que no resultó.
Hay gente a la que eso le cuesta, y se ven tentados a huir, a resignarse. Quizás es parte de nuestra debilidad humana, esa que hay que ir dejando de lado si nos vemos algún día con esa corona sobre nuestras cabezas.


Plans are not supposed to be achieved always. Plans are designed to do all the possible to made them real. And some things are just not possible. 
Is that bad? No. We just have to be able to respond with a new plan, instead of crying for that which didn't result.
That's hard for some people, and they feel tempted to run away, to give up. Maybe it's part of our human weakness, which we have to put aside if we see ourselves wearing that crown some day.