domingo, 25 de diciembre de 2016

(Sin título - Navidad y esas cosas)

Uno, cuando ha vivido carencias materiales durante buena parte de su vida, aprende a ser agradecido cuando hay tiempos en los que todo va bien, e incluso se vislumbra aún mejor, al menos en ese aspecto.
Pero cómo jode cuando en cambio se ve cada vez más lejano recuperar afectos, relaciones personales que alguna vez fueron lo más importante en la vida. O cuando la misma vida suele llevar otro ritmo, más lento y acongojante, para estas cosas, cosas que uno pone siempre en primer lugar.
Se aprende entonces a estar agradecido, aunque no conforme. Y aunque se pueda decir que son buenas fiestas, hablar de felices fiestas sería muy aventurado. En todo caso, siempre hay que agradecer, porque la misma vida es suficiente regalo para disfrutar por todo un año. Y los que vengan.

viernes, 23 de diciembre de 2016

Frío

Pocas veces en la vida he sentido tanto frío.

Como la vez que me bajé como si nada del bus y olvidaba que eran las 5 de la mañana, en pleno invierno, en Jalisco.
O como la vez que aguanté un aguacero por dos horas cuando la temperatura era de 7ºC, y al volver al aparta tuve que encender la estufa y acercar las manos para evitar la hipotermia.

Este es un frío diferente, de ese que llega hasta lo más hondo, y no te deja respirar, ni pensar casi. Ese que solo te da ganas de meterte bajo las cobijas, cubrirte hasta la cabeza y quedarte ahí dentro, seguro, tranquilo, sin saber nada de nada, ni de nadie.
Ese frío que se siente más adentro que en la misma piel.

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Diálogo interno: Error 417

- ¿Qué estás haciendo?
- Lo que puedo...
- No. Justamente no estás haciendo lo que podés.
- ¿Y qué es lo que puedo hacer? Lo que quiero, no.
- No... Lo que podés.
- ...es que no sé si quiero hacer lo que puedo... Solo sé que no puedo hacer lo que quiero.

jueves, 10 de noviembre de 2016

Pausa

Me pasa como el corredor que siente haber ganado, pero aún no cruza la meta y ya no le dan las piernas. Como al alpinista que ya no encuentra oxígeno cuando está a solo 100 metros de la cima.
Cuando un carro va con buena velocidad hacia adelante y de pronto se detiene, se siente como si se estuviera yendo hacia atrás.
Es como ponerle pausa a la película en el mejor momento.

Yo debería estar escribiendo sobre otra cosa. Pero cuando la noche es más larga que el día, algo hay que hacer para dejar de pensar.

sábado, 5 de noviembre de 2016

Diálogo interno: Avance

- Estaba acordándome ahora de las cosas a las que les tenías miedo.
- ¿Como qué?
- Como a hablar, por ejemplo...
- ¿Y me vas a decir que a vos ya no te da miedo?
- Ya no, creo. Es que entendí que eso no me va a matar, si acaso podría complicarme la vida.
- Sería mejor que no mate, ni complique la vida...
- Quizás. Pero siempre voy a preferir vivir que morir de incertidumbre...

martes, 25 de octubre de 2016

Hiperoxia

Respirar es lo mejor que nos puede pasar. Es lo que nos mantiene vivos, cada segundo, un día más. El oxígeno nos recorre todo el cuerpo, y nos da vida.
Pero resulta que también podemos intoxicarnos por oxígeno. Cuando es demasiado el oxígeno que recibimos y no podemos sacarlo, el cuerpo entra en crisis.
Por eso también es importante expirar.

Dejar dentro todo eso que nos hace vivir, nos mata.

domingo, 18 de septiembre de 2016

De yo a yo

Ya sé, no me vean así. Yo sé que no les gusta esto. Yo sé que les gustaban más sus tiempos.
A decir verdad, a mí también.
No me vean así, yo sé que en parte es culpa mía. Pero hay cosas que tampoco puedo controlar. Hay cosas que ustedes no pudieron controlar.
Ahora solo puedo disculparme, sé que tengo muchas deudas con ustedes y ya no sé si logre saldarlas.
Quizás mi pecado es esperar todo para el presente porque no creo en el futuro. Quizás el pecado de ustedes fue esperar todo para el futuro porque no creyeron en su presente.
No me vean así entonces. Yo sé que no quieren estar aquí. Yo quisiera que pudieran volver a sus tiempos. Pero hay cosas que no podemos controlar... Tendrán que seguir aquí conmigo. Y yo seguiré haciendo todo lo que esté en mis manos para alcanzar todo eso que querían. Lo prometo.

viernes, 22 de julio de 2016

La realidad

No es nada nuevo que me guste soñar. Dormido, despierto, quizás da igual.
Lo que es nuevo, para lo que la vida no te prepara lo suficiente, es para cuando los sueños se comienzan a sentir reales. Cuando dejan de estar ahí en la imaginación y se comienzan a percibir con los sentidos. Con todos los sentidos.
Te das cuenta entonces de que la imaginación y la realidad no se cruzan, aunque alguna vez pensaras que sí. Que la realidad excede por muchísimo al sueño más "real". Que la realidad excede por mucho a la mente, a todo entendimiento.
Que puede haber cosas así de inexplicables. Así de inesperadas. Y así de inolvidables.
Que esto es la realidad.

lunes, 20 de junio de 2016

(Sin título)

Dicen que llovía cuando nací. Yo es que no me acuerdo. Pero igual, la lluvia me encanta.
Me encanta también cuando llueve desde temprano, como hoy. Como esta semana que comienza lloviendo.
Esta no es una semana cualquiera. A veces hay veranillo, pero la lluvia llega cuando se necesita, para dar nueva vida, para que el verde se haga más verde.
Para que apreciemos más el calor y lo genial de sentirnos en casa.

sábado, 4 de junio de 2016

(Sin título)

La gran enseñanza del día de hoy vino, de nuevo, en un bus.
Todo mundo puede ser feliz.
Hay una persona a la que veía seguido en el bus, y me intrigaba porque siempre andaba estresada, amargada, incómoda. Y hoy la vi sonreír, la escuché cantar y hasta hablar sola. La vi feliz...
Recordé entonces que yo he pasado momentos de aquellos, en que hasta salir me molesta y lo único que quiero es llegar a la casa y estar solo. Pero entonces me doy cuenta de que podría sonreír, cantar, hablar solo. O bueno, hacer todo eso, pero no solo...
El asunto es que la felicidad siempre está ahí, esperando que la asumamos y nos dejemos llevar por ella. Tarde o temprano, todo mundo puede ser feliz.

viernes, 20 de mayo de 2016

Odio ser humano

A veces no entiendo por qué me tocó nacer en esta época. Hubiera sido tan feliz de nacer hace un millón de años, cuando no éramos humanos aún, cuando la única preocupación en la vida era vivir.
Ahora todo es tan humano. Hemos complicado tanto la existencia que hacemos cosas que no nos gustan solo porque debemos, y entonces lo que queremos hacer ya no podemos.
Ahora hay que "ganarse" la vida, y "superarse". A nuestros antepasados les bastaba nada más con nacer. Su única obligación en la vida era vivir.
Siempre pienso, una y otra vez, que no hay que olvidar que no siempre fuimos esto que somos. Y que en parte lo somos por nuestra propia culpa.
Y aunque ya es imposible volver a hace un millón de años, todavía podemos ser de vez en cuando menos humanos.

sábado, 30 de abril de 2016

Vivir, sin ponerse a pensar mucho

Hay quienes dicen que pensar es lo que nos hace humanos. Nunca he estado de acuerdo con eso. Para mí es más humana la capacidad de decidir, de actuar.
Alguien podría pasar toda su vida pensando, buscando respuestas a grandes dudas, teniendo grandes ideas, y luego todo eso que está ahí en su cabeza se lo llevará al final adonde quiera que vaya, y todo el tiempo pensado sería tiempo perdido.
Las grandes acciones de la humanidad han sido producto de gente que ha vencido dudas, miedos, adversidades, y se ha dedicado a hacer, y a vivir, sin ponerse a pensar mucho. Entonces habrá quien diga que no fueron tan sabios, pero para mí el mejor método de aprendizaje es hacer, equivocarse, y rehacer.
Cuando se trata de sentir, cobra mucho más sentido. El pensamiento limita, ata, quita la libertad. Pero bueno, siento que es una opinión muy impopular, como muchas que tengo.
Da igual, ya no voy a pensar mucho más en eso. Ni en nada.

"No hay que dejarle jamás a la razón
las cosas que son del corazón".
"Cenizas en el corazón" Tito Oses.

jueves, 21 de abril de 2016

Hoy tocó ver al sur

Ya prácticamente es rutina. Subo al bus, veo que está casi vacío, busco una ventana libre, siempre del lado izquierdo. Pero hoy la más chiva estaba a la derecha, así que, a riesgo de no poder dormir, me senté ahí.
Supongo que todo fue un plan de ella, para que la viera. Últimamente ando muy despistado, pensando más de la cuenta, y no sabía que hoy andaría por ahí: asomada a la ventana todo el camino, observándome como yo a ella. Y como siempre, no me dijo nada.
Pero se dejó ver, es lo bueno. Pude haberme ido, como siempre, al lado izquierdo. Y entonces ya estaría durmiendo y no escribiendo.

martes, 19 de abril de 2016

Resultados

Si querés resultados diferentes no hagás siempre lo mismo. O una vara así. Dicen que lo dijo Einstein. ¿Será?
Total, que la frase esa ya es parte de la sabiduría popular. Sabiduría popular porque sí: todo mundo lo sabe. Todo mundo en cierto momento y por acumulación de experiencias se da cuenta de que repetir errores hace que se repitan los resultados.
También dicen que repetir errores es lo que nos hace aprender. Bueno, yo diría que no siempre, al menos eso parece.

viernes, 8 de abril de 2016

Los astros se alinean

No sabría decir si es una cuestión de actitud. Mucho menos si ha sido solo suerte. Hay quienes dicen que los astros se alinean, que lo que nos va a pasar está predestinado y sabe qué montón de ocurrencias más.
Yo solo sé que he aprendido a esperar. A ir despacio y con la seguridad de que las cosas van cambiando. Aunque en el día más sombrío uno no pueda imaginar la dicha que tendrá después, siempre hay razón para pensar que la vida no puede ser siempre gris.
Hace rato no tenía una semana tan buena. De principio a fin. No quiero emocionarme más de la cuenta, solo quiero pensar que sí, que es una cuestión de actitud.

martes, 5 de abril de 2016

A pie

Ir en bus después de un día cansado suele ser reconfortante. Vas ahí, cómodo, relajado. Esos son los viajes que más se disfrutan.
Pero a veces, no sé por qué, me dan ganas de bajarme unas cuantas paradas antes y seguir el trayecto a pie. Es cierto que mi ciudad se ve muy chiva desde la ventana, pero a veces se ve mejor cuando camino y me da chance de detenerme a apreciar cada detalle.
Esta vez me dieron ganas de tocar el timbre, pedir parada y bajarme a caminar un rato. Voy más despacio, sí. Quizás no llegue a tiempo, pero voy disfrutando más la ruta.
Andar a pie hace bien.

miércoles, 30 de marzo de 2016

Son tantas calles, vuelve a mirar

Comenzando este año 2016, decidí que la primera canción que iba a escuchar, la que se convertiría en mi himno para el año, sería "Hoguera las nubes", de Leiden.
Me di cuenta en ese momento de que estaba poniendo todos los huevos en una canasta, y que me estaba frustrando porque no veía que avanzara. Me di cuenta de que en otros tiempos mi mente odiaba eso de concentrarse y le gustaba andar viajando de sueño en sueño. Y me di cuenta de que en esos tiempos era más feliz y me estresaba menos.
Entonces, decidí dar la vuelta, volver a mirar, pensar libre y dejar que la vida me sorprendiera. Y ahora aquí estoy, con el entusiasmo que generan los nuevos caminos, el movimiento. Todavía me falta caminar bastante, eso es lo que tiene devolverse: alguito de tiempo perdés, pero te permite reiniciar la cuenta.
Ya a estas alturas no me preocupa si no voy a tener dinero, o si nadie tiene idea de quién soy. Tengo una sonrisa y miles de calles por andar. Miles de ventanas en las cuales soñar. Y eso para mí vale mucho más.

martes, 22 de marzo de 2016

En mis tiempos...

- En mis tiempos no llovía en Semana Santa.
- Pero eran otros tiempos. Seguro ni te dabas cuenta si llovía o no. Tu mayor preocupación era que pasaran esas vacaciones, o aquellas un poco más largas de fin de año, para volver a la rutina de los recreos. Mientras tanto, llenabas cuadernos con katakanas y dibujos, a ver si pasaban más rápido las noches. A mí me aburriría, sinceramente.
- No, en serio no llovía. No me gusta acá, debí haberme quedado donde estaba.