miércoles, 30 de marzo de 2016

Son tantas calles, vuelve a mirar

Comenzando este año 2016, decidí que la primera canción que iba a escuchar, la que se convertiría en mi himno para el año, sería "Hoguera las nubes", de Leiden.
Me di cuenta en ese momento de que estaba poniendo todos los huevos en una canasta, y que me estaba frustrando porque no veía que avanzara. Me di cuenta de que en otros tiempos mi mente odiaba eso de concentrarse y le gustaba andar viajando de sueño en sueño. Y me di cuenta de que en esos tiempos era más feliz y me estresaba menos.
Entonces, decidí dar la vuelta, volver a mirar, pensar libre y dejar que la vida me sorprendiera. Y ahora aquí estoy, con el entusiasmo que generan los nuevos caminos, el movimiento. Todavía me falta caminar bastante, eso es lo que tiene devolverse: alguito de tiempo perdés, pero te permite reiniciar la cuenta.
Ya a estas alturas no me preocupa si no voy a tener dinero, o si nadie tiene idea de quién soy. Tengo una sonrisa y miles de calles por andar. Miles de ventanas en las cuales soñar. Y eso para mí vale mucho más.

martes, 22 de marzo de 2016

En mis tiempos...

- En mis tiempos no llovía en Semana Santa.
- Pero eran otros tiempos. Seguro ni te dabas cuenta si llovía o no. Tu mayor preocupación era que pasaran esas vacaciones, o aquellas un poco más largas de fin de año, para volver a la rutina de los recreos. Mientras tanto, llenabas cuadernos con katakanas y dibujos, a ver si pasaban más rápido las noches. A mí me aburriría, sinceramente.
- No, en serio no llovía. No me gusta acá, debí haberme quedado donde estaba.