martes, 25 de octubre de 2016

Hiperoxia

Respirar es lo mejor que nos puede pasar. Es lo que nos mantiene vivos, cada segundo, un día más. El oxígeno nos recorre todo el cuerpo, y nos da vida.
Pero resulta que también podemos intoxicarnos por oxígeno. Cuando es demasiado el oxígeno que recibimos y no podemos sacarlo, el cuerpo entra en crisis.
Por eso también es importante expirar.

Dejar dentro todo eso que nos hace vivir, nos mata.